>Sobre el frude y la fasificación deliberada…

>En una definición a grandes rasgos, el fraude es una falsificación deliberada que hace que otra persona sufra daños, pérdidas monetarias por lo general. La mayoría de la gente considera el acto de mentir a ser fraudulenta, pero en un sentido jurídico la mentira es sólo un pequeño elemento de fraude real.

Un vendedor puede mentir sobre su nombre, color de ojos, lugar de nacimiento y familia, pero siempre y cuando permanezca la verdad sobre el producto que vende, no va a ser encontrado culpable de fraude. Debe haber una falsificación deliberada de la condición del producto y los daños monetarios reales debe ocurrir.

Temas Relacionados:
Sobre cómo proteger nuestra propiedad intelectual
Marca, marcas, Marcas Registradas y Trademarks
Dominio público, propiedad intelectual y derechos…
Sobre la propiedad intelectual y la propiedad real…
Sobre las patentes y la protección de la propiedad…
Sobre el cobro de Royalties y los porcentajes
Derechos de autor y las Leyes de copyright
Servicios de accesos a internet: Internet Service …
Sobre el email y el contacto por correo electrónic…
Sobre el frude y la fasificación deliberada…
Sobre el Phishing y otras estafas…
Sobre el Robo de Identidad
tarjetas credito internet
Muchos casos de fraude implican complicadas operaciones financieras realizadas por “delincuentes de cuello blanco, los profesionales de negocios con los conocimientos especializados y la intención criminal. Un agente de inversiones sin escrúpulos pueden presentar a los clientes la oportunidad de comprar acciones en los repositorios de metales preciosos, por ejemplo.

Su condición de inversor profesional le da credibilidad, que puede conducir a una credibilidad justificada a los clientes potenciales. Aquellos que creen que la oportunidad de ser legítimos contribuir con cantidades elevadas de efectivo y recibir bonos que lucen auténticas a cambio.

Si el corredor o agente comercial de la inversión sabía que no existían tales depósitos y siguen recibiendo pagos de bonos sin valor, a continuación, las víctimas pueden llevarlo a juicio por fraude.

El fraude no es fácilmente demostrada en un tribunal de justicia. Las leyes relativas a fraude pueden variar de estado a estado, pero en general las diferentes condiciones deben cumplirse varios. Una de las cosas más importantes para demostrar que es una falsificación deliberada de los hechos. ¿El vendedor saben de antemano que el producto estaba defectuoso o de la inversión no vale nada?

Algunos empleados de una gran empresa puede vender un producto u ofrecer un servicio sin el conocimiento personal de un engaño. El representante cuenta que vendió una póliza de seguros fraudulentas en nombre de un empresario sin escrúpulos no han podido conocer la política era falso en el momento de la venta. Con el fin de demostrar el fraude, el acusador debe demostrar que el acusado tenía conocimiento previo y de forma voluntaria tergiversó los hechos.

Otro elemento importante de probar en un caso de fraude es justificable o real dependencia de la experiencia de los acusados. Si un desconocido le acercó y le pidió diez mil dólares para invertir en un negocio de máquinas expendedoras, lo más probable es a pie.

Pero si un hombre bien vestido celebró un seminario de inversión y mencionó su éxito en la máquina expendedora del mundo, podría basarse en su experiencia y éxito percibido de decidir invertir en su propuesta. Después de unos meses han transcurrido sin más contacto o la entrega de las máquinas expendedoras, que podría asumir razonablemente haya habido fraude. En la corte, usted tendría que declarar que su decisión de inversión se basa en parte en una dependencia de sus conocimientos y experiencia.

El elemento de fraude que tiende a obstaculizar el enjuiciamiento exitoso es la obligación de investigar. Le corresponde a los posibles inversores o clientes para investigar a fondo una propuesta antes de cualquier intercambio de dinero manos. De no tomarse las medidas adecuadas en el momento de la propuesta puede debilitar seriamente un caso de fraude en la corte más tarde.

El acusado puede alegar que la presunta víctima tuvo la oportunidad de descubrir las posibilidades de fraude y no para investigar el asunto a fondo. Una vez que un partido entra en un contrato legalmente vinculante, el remordimiento sobre los términos del acuerdo no es lo mismo que el fraude.

Si usted sospecha que es víctima de fraude, consulte a un profesional del ámbito jurídico y recoger todas las pruebas tangibles de los daños. Tenga en cuenta que el fraude no es fácilmente demostrada en un tribunal de justicia, aunque el tribunal de la opinión pública puede ser de lleno en su lado.

Please follow and like us:
Posted in Sin categoría

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *