Como vender antiguedades para ganar más dinero.

La venta de antigüedades es muy parecido a la venta de otros artículos usados, con la particularidad de que las antigüedades son más un lujo o una inversión que una necesidad. Es importante para un vendedor a saber todos los detalles que sean posibles sobre el objeto que desea vender, incluyendo su valor, coste de restauración, nivel de rareza y condición.

Investigar sobre las antiguedades que vendemos es muy importante, y no sólo sus orígenes e historia, sino también los cuidados que necesita y las particularidades y cosas no recomendadas para cada artículo Por ejemplo, la mayoría de los expertos coinciden en que algunos objetos no deben ser limpiados antes de ser vendidos.

Esto es aplicable a ciertos muebles de época, las espadas y pistolas, monedas… El valor y la autenticidad a menudo depende de que se den unas características físicas (pátina…) y que podemos eliminar sin querer con una mala decisión.

El proceso de determinar un precio de venta de las antigüedades varía mucho en los distintos casos. Algunas personas quieren poner precio al valor sentimental, y esto suele resultar en fijar un precio muy por encima de su valor de mercado.

h cameron painter watercolourOtras personas que no están familiarizados con las antigüedades, las han heredado, o simplemente las “han encontrado”,  pueden estar dispuestas a deshacerse de ellas por un pequeño beneficio. El mejor consejo es fijar un precio en primer lugar determinar el mercado objetivo para el producto: Quién puede comprar y qué van a estar dispuestos a pagar.

Al igual que en la venta de la mayoría de los otros elementos en el mundo, la oferta y la demanda es la clave para la venta de antigüedades. Si un elemento es abundante, el precio suele ser inferior a las cosas únicas o muy raras y difíciles de encontrar.

Algunos consejos para poner un valor a las antigüedades son el control de los precios de subastas online con artículos similares o visitar tiendas de antigüedades para comprobar las etiquetas de precio de objetos en el mismo estado. Hay guías de precios que también están disponibles para muchos tipos de objetos de colección, como monedas, billetes o sellos… o la venta online

La condición es también un elemento clave en la venta de antigüedades, y menudo es más fácil de vender una antiguedad en buen estado que una tiene daños, piezas que faltan o no está funcionando.

Algunas antigüedades dañadas tienen valor porque aún podemos encontrar piezas de un producto similar que le sirven,  para ser usadas sus partes para reparar o completar otras, e incluso para ser usadas como exhibición: mesas, mostradores, decoración… Muchos coleccionistas están dispuestos a pagar más si una antigüedad tiene extras, tales como su caja de presentación o envase original o manual de instrucciones.