La esclerosis lateral amiotrófica (ELA): Diagnostico, causas y tratamientos

>La esclerosis lateral amiotrófica (ELA), a veces llamada enfermedad de Lou Gehrig, es una progresión rápida, la enfermedad neurológica invariablemente fatal que ataca las células nerviosas (neuronas) responsables del control de los músculos voluntarios.

Otros lectores de este artículo también visitaron:
Células de la piel para el tratamiento de…
Tipos de Células madre
Controversia sobre las células madre
Clonación y células madre
Aplicaciones y terapias con células madre
Lesiones en el cerebro: más datos sobre la lesión …
Parálisis cerebral: conceptos básicos y avances re…
Sobre la terapia craneosacral para la Parálisis Ce…
La paralisis cerebral y autismo: la hipoterapia o …
Esclerosis múltiple: causas, síntomas y factores d…
La esperanza vida en la esclerosis múltiple (EM)
Tipos de células madre: orígenes, aplicaciones y p…
Síntomas de la Miositis y tratamientos

La enfermedad de la ELA pertenece a un grupo de trastornos conocidos como enfermedades de la neurona motora, que se caracterizan por la degeneración gradual y muerte de las neuronas motoras.

Las neuronas motoras son células nerviosas localizadas en el cerebro, tronco del encéfalo y la médula espinal que sirven como unidades de control y enlaces de comunicación vital entre el sistema nervioso y los músculos voluntarios del cuerpo. Los mensajes de las neuronas motoras en el cerebro (llamadas neuronas motoras superiores) son transmitidos a las neuronas motoras de la médula espinal (llamadas neuronas motoras inferiores) y de allí a los músculos en particular.

En la ELA, tanto las neuronas motoras superiores y las neuronas motoras inferiores degeneran o mueren, dejando de enviar mensajes a los músculos. Incapaz de funcionar, los músculos gradualmente se debilitan, se consumen (atrofia) y contracción (fasciculaciones). Finalmente, la capacidad del cerebro para iniciar y controlar el movimiento voluntario se pierde.

La ELA ocasiona debilidad con una amplia gama de discapacidades (véase la sección titulada “¿Cuáles son los síntomas?”). Eventualmente, todos los músculos bajo control voluntario se ven afectados, y los pacientes pierden su fuerza y la capacidad de mover sus brazos, piernas y cuerpo.

Cuando los músculos del diafragma y la pared torácica no, los pacientes pierden la capacidad de respirar sin asistencia respiratoria. La mayoría de las personas con ELA mueren de fallo respiratorio, generalmente dentro de 3 a 5 años desde la aparición de los síntomas. Sin embargo, alrededor del 10 por ciento de los pacientes con ELA sobreviven 10 años o más.

Aunque la enfermedad no suele afectar la mente de una persona o de inteligencia, varios estudios recientes sugieren que algunos pacientes de ALS pueden tener alteraciones en las funciones cognitivas, como la depresión y problemas con la toma de decisiones y la memoria.

La ELA no afecta la capacidad de una persona para ver, oler, gustar, oír, o reconocer el tacto. Los pacientes generalmente mantienen el control de los músculos del ojo y de la vejiga y las funciones del intestino, aunque en las últimas etapas de la enfermedad mayoría de los pacientes que necesitan ayuda hacia y desde el cuarto de baño.

La investigación actual para regenerar las lesiones cerebrales, basadas en la neuroplasticidad del cerebro, se centran en las células madre y los tratamientos con hormona del crecimiento tras un diágnostico médico.

Parálisis Cerebral y células madre
Neuroplasticidad Parkinson Celulas Madre
Ciren Cuba paralisis cerebral
HGH Hormona Crecimiento Humano
Tratamiento Paralisis Cerebral con Hormona del Crecimiento
Hormona de Crecimiento y Daño Cerebral
Neurorehabilitacion y neuroplasticidad
Terapia traje therasuit paralisis cerebral infantil
Parálisis cerebral infantil plasticidad celulas madre
Hidroterapia neuroplasticidad paralisis cerebral

CategoríasSin categoría
aidwheels para trailer bicicleta thule chariot con hoverboard
Descubre la forma más sencilla y divertida de usar tu hoverboard para pasear carros y sillitas de ruedas o de bebés...