Mejor compra online 2021

Mejor compra online 2021

Celulas madre y el higado: El proceso Rutherford para curar la…

La empresa de tecnología emergente Healthcare Solutions, Inc. ha anunciado recientemente que su división de biomedicina y biotecnología, llamada Celulas Genetica,  presentará en breve una solicitud a nivel internacional para patentar el que se bautizó como proceso de Rutherford.

Este procedimiento se anuncia como un nuevo y revolucionario tratamiento basado en las células madres para tratar diferentes enfermedades asociadas con el hígado en humanos.

Celulas Genetica, que ha sido recientemente adquirida por Healthcare Solutions, Inc. ha contratado a un profesional especializado en todo lo relacionado con patentes para poder presentar con las mayores garantías de éxito su solicitud al Tratado de Cooperación en Patentes (PTC) a través de una oficina basada en China.

Celulas madre y el higado: El proceso Rutherford para curar la...
Celulas madre y el higado: El proceso Rutherford para curar la…

Esta prometedora empresa de biotecnología planea licenciar el procedimiento descubierto con una empresa de China, BBFITCL, y también prevé llevar a cabo los necesarios ensayos clínicos para convalidar el tratamiento en ese mismo país, China.

«Creemos firmemente que este procedimiento de Rutherford  podría revolucionar de manera muy importante el tratamiento de las enfermedades hepáticas en todos los países del mundo», aseguró el Presidente de EHSI; Por su parte, la CEO de esta misma empresa, Cindy Morrissey, puntualizó que «Esta presentación de solicitud ante el PTC es un paso que creemos necesario para poder proteger todo el valor de este nuevo activo, que consideramos como algo fundamental.»

El llamado procedimiento Rutherford o de Rutheford es un innovador tratamiento que aporta avances en la regeneración de órganos humanos, y permite que al utilizar tecnología de haces de protones se puedan destruir los tejidos enfermos o dañados de los órganos en cuestión para su posterior regeneración con células madre adultas del propio paciente.

La compañía Celulas Genética está también estudiando y sopesando la posibilidad de colaborar conjuntamente con un centro de tecnología de terapia de protones -con quienes tendrían enormes sinergias- basado en China para impulsar y desarrollar el nuevo tratamiento de Rutherford para que pueda usarse en todo el planeta.

Cindy Morrissey, CEO de la compañía biotecnológica, también anunció a la prensa que a principios de esta semana -por la semana pasada-  planeaba viajar a China, como paso precio a reunirse con todos los investigadores especializados en tecnología de aplicación de células madre. Prevé que esto sea un primer paso que permita poder instalar una división o filial de la biotecnológica Celulas Genetica en ese país.

Esto es la continuación de una política actual de la empresa en su I + D, con un nuevo semillero de empresas de biotecnología para China, que se uniría a otros centros internacionales en esta rápida expansión global de EHSI: Celulas Genetica tiene su sede social en Panamá (Centroamérica), y EHSI también ha abierto otras oficinas comerciales en países como Polonia o Alemania durante el mes pasado.

La semana pasada, EHSI también anunció a la prensa la adquisición de un novedoso sistema rotativo de cultivos celulares humanos, o también en biorreactores, y la ha ido desarrollando mediante una revolucionaria e investigación conjunta con la NASA en el campo de la gravedad y la microgravedad.

En el caso de los cultivos celulares humanos, incluyendo entre ellos a las células madre adultas, se cultivan en el interior de los biorreactores y, como comentan, funcionan mucho mejor que otras células humanas que han sido cultivadas en el cuerpo, o incluso de los cultivos de células realizados en probetas de laboratorio.

Durante la duración de un procedimiento de Rutherford, la terapia de haces de protones se utiliza para poder destruir todas las células del tejido humano cicatricial en la zona hepática -del hígado-, que se bombardea con protones de muy alta energía.

Pese a lo truculento de la descripción, se trata en realidad de un tratamiento no invasivo, y que ha sido probado que permite de manera sorprendente el minimizar los daños a los tejidos humanos sanos, pero que son muy eficaces a la hora de eliminar todos los posibles efectos secundarios (como por ejemplo náuseas) de las tradicionales sesiones de radioterapia.

A medida que el tejido cicatriza es destruido de manera sistemática por la terapia de un haz de protones, mientras que mediante un catéter se iran introduciendo a los pacientes células madre adultas propias, que han sido previamente cultivadas en su hígado a través de su torrente sanguíneo. Conforme más tejido enfermo se va destruyendo, las células madre adultas cultivadas del propio paciente, podrán ayudar a una regeneración  del hígado dañado de los pacientes, como por ejemplo, por la cirrosis…

Spread the love
cuenta bancaria con pasaporte